Demócratas de Nevada desaprueban regla que niega estatus legal a inmigrantes que usan asistencia pública

Nevada News

Este lunes la administración Trump dio a conocer planes para hacer más difícil la obtención de un estatus legal para inmigrantes de bajos ingresos quienes han utilizado asistencia pública; una póliza que está generando fuertes críticas y una posible demanda por parte de Demócratas de Nevada.

Durante una conferencia de prensa, el Director Interino del Servicio de Inmigración y Ciudadanía (USCIS) Ken Cuccinelli anunció los detalles para implementar una regla final de carga pública que negaría tarjetas de residencia (green cards) y otros beneficios migratorios a solicitantes que usan estampillas de comida (Programa de Asistencia de Nutrición Suplementaria, SNAP), Medicaid, fondos para la vivienda, Asistencia Temporal para Familias Necesitadas (TANF) y otros tipos de asistencia pública por un total de 12 meses dentro de un período de 36 meses. El uso de dos programas durante un mes cuenta como dos meses.

Aunque en octubre pasado ya se había anunciado un borrador en el Registro Federal o Diario Oficial, fue este lunes cuando el gobierno detalló oficialmente en qué consistirá la medida, a quienes va dirigida, y cuándo entrará en vigor.  

Cuccinelli señaló que la nueva norma busca garantizar que los extranjeros que buscan ingresar y permanecer en los Estados Unidos, ya sea temporal o permanentemente, “sean autosuficientes y confíen en sus propias capacidades y los recursos de los miembros de la familia, patrocinadores y organizaciones privadas en lugar de en recursos públicos”.

Bajo la nueva norma los extranjeros que buscan una extensión de visa, o cambio de estatus, ahora deben comprobar que no han solicitado ni recibido asistencia pública desde que obtuvieron el estatus de no inmigrante que quieren extender o cambiar.

La Senadora estatal Demócrata Yvanna Cancela tuiteó que la política era “exasperante y errónea” y la Congresista Demócrata por Nevada Dina Titus calificó el plan como “cruel” y “lamentable”.  El Fiscal General de California Xavier Becerra tuiteó que está preparado para emprender acciones legales contra la póliza, y el Fiscal General Demócrata Aaron Ford respondió en un tuit que “Nevada está listo para unirse”.

Según la nueva regla, extranjeros quienes buscan una extensión de visa o un ajuste de estatus tendrían que demostrar que no han solicitado ni recibido asistencia pública desde que obtuvieron el estatus migratorio que desean extender o cambiar.

El cambio, indicaron las autoridades, no afecta a quienes ya son ciudadanos naturalizados, residentes permanentes, refugiados, beneficiarios de Visa U para víctimas de ciertos tipos de crímenes violentos y violencia doméstica, ni de Visa T para víctimas de tráfico humano, entre otros.

Si bien las leyes migratorias actuales indican que los solicitantes deben comprobar que no es probable que constituyan una carga pública para el gobierno, la nueva regla, que será efectiva este 15 de octubre, incluye específicamente a Medicaid y estampillas de comida cómo los beneficios que podrían descalificar a la persona.

La nueva medida también brinda una guía más específica acerca de cómo los oficiales de USCIS deben sopesar ciertos factores, como el nivel académico, ingresos familiares y la condición de salud al considerar la “totalidad” de las circunstancias de un inmigrante y si es probable que se conviertan en una carga pública.

Un reporte del Instituto de Política Migratoria indicó que, bajo la nueva regla, casi la mitad de la población no ciudadana de la unión americana está en riesgo de una determinación de carga pública, en comparación con el 3 por ciento actual.

Lo anterior se debe a que la nueva definición de carga pública sería una expansión de las interpretaciones existentes de que una carga pública se atribuye a alguien principalmente de beneficios en efectivo o la atención institucional a largo plazo financiada por el gobierno.

Aunque las estadísticas no se han desglosado de acuerdo al estatus migratorio, datos del estado muestran que más de 658,000 nevadenses cuentan con cobertura de Medicaid, y más de 429,000 residentes de Nevada reciben beneficios de SNAP.

En su cuenta de Twitter, la Casa Blanca se refirió al cambio como una ley de la era Clinton “para asegurar que los no-ciudadanos no abusen nuestros programas de beneficio público y pongan en riesgo la seguridad necesaria para Estadounidenses vulnerables”.

“El presidente Trump ha cumplido su promesa al pueblo estadounidense de hacer cumplir la ley de inmigración al definir el motivo de inadmisibilidad de la carga pública que ha estado en los libros durante años”, señaló Cuccinelli. “La autosuficiencia, la laboriosidad y la perseverancia sentaron las bases de nuestra nación y desde entonces han definido a generaciones de inmigrantes trabajadores que buscan oportunidades en los Estados Unidos”.

Pero críticos del sistema indicaron que el gobierno está usando su poder para causar división y atacar a inmigrantes quienes contribuyen al progreso de los Estados Unidos y siguen sus reglas.

“Esta última acción tomada por la administración Trump puede forzar a familias inmigrantes a escoger entre poner comida sobre la mesa y  solicitar ayuda médica; o forzarlos a irse del país”, dijo en un comunicado Tom Pérez, líder del Comité Nacional Demócrata.

El Congresista Demócrata por Nevada Steven Horsford dijo en un boletín de prensa que, como resultado, algunos médicos y clínicas del programa WIC (Women Infants and Children) han reportado familias que están rechazando los servicios.

Horsford se refirió a la nueva póliza como racista y la vinculó a los recientes eventos traumáticos dirigidos a los latinos.

“Este es solo el ataque más reciente de la administración Trump hacia las comunidades inmigrantes; quitar atención médica y comida a los niños y las familias”, dijo Horsford. “Esto ocurre a solo una semana de que los latinos fueron un objetivo y asesinados en El Paso; solo una semana después de que las redadas de Trump en Mississippi dejaran a niños aterrorizados y llorando, sin saber cuándo volverían a ver a sus padres. Todos debemos luchar contra esta política racista y abusiva”.

La reportera Michelle Rindels contribuyó a esta nota. Este reporte se actualizó a las 8:54 a.m. para agregar comentario de la Congresista Titus.

Leave a Reply