Piden senadores que se aborde en el Congreso situación de centros para inmigrantes en la frontera

Nevada News

Un grupo de legisladores está pidiendo que un comité del Senado abra una audiencia para abordar el tema de las condiciones de bienestar de menores y migrantes quienes se encuentran en la frontera entre México y Estados Unidos.

Seis legisladores Demócratas, incluyendo la Senadora por Nevada Jacky Rosen, indicaron que este 21 de junio enviaron una carta a los dos principales líderes del Comité de Salud, Educación, Trabajo y Pensiones del Senado de los Estados Unidos (HELP, por sus siglas en inglés) para que se escuche a detalle la problemática que enfrentan los menores.

La misiva, que además de Rosen también está firmada por los senadores de su partido Tina Smith (Minnesota), Kamala Harris (California), Elizabeth Warren (Massachusetts), Tammy Baldwin (Wisconsin) y Tim Kaine (Virginia), está dirigida al Republicano Lamar Alexander; presidente del Comité de Educación, Trabajo y Pensiones del Senado (HELP, por sus siglas en inglés), y a Patty Murray, la Demócrata de mayor rango de ese comité. 

“Hemos visto los efectos negativos en la salud de los niños que han sido separados de sus familias como resultado de la vergonzosa política de ‘cero tolerancia’ del Presidente Trump en la frontera durante el año pasado”, indicaron los senadores en la carta. “Además sabemos que desde septiembre de 2018, seis niños migrantes han muerto bajo la custodia del gobierno de los Estados Unidos o poco después de ser liberados”.

Aunque el año pasado la administración Trump anunció el fin de la llamada política de cero tolerancia — enfocada en que quienes cruzaran la frontera ilegalmente serían procesados penalmente y permanecerían algunos meses en los centros de detención mientras llegaba la solución de sus casos — los legisladores resaltaron en su carta que era inaceptable que continuaran las separaciones de familias inmigrantes. 

Pero además de las condiciones insalubres de algunos centros, de acuerdo con reportes recientes, también se han registrado muertes de inmigrantes mientras se encontraban bajo custodia de las autoridades migratorias.

Trump abordó el tema a través de un mensaje de Twitter en 2018:

“Cualquier muerte de niños u otras personas en la frontera es estrictamente culpa de los demócratas y sus patéticas políticas de inmigración que permiten a las personas hacer un largo viaje pensando que pueden ingresar ilegalmente a nuestro país”, escribió.

Además de solicitar la audiencia, la semana pasada unos 25 senadores también enviaron una carta a la Patrulla Fronteriza para demandar respuestas ante las situaciones de sobrepoblación en el Centro de Procesamiento de El Paso. 

Este 20 de junio, la Senadora Demócrata por Nevada Catherine Cortez Masto y sus homólogos Kirsten Gillibrand (Nueva York), Ed Markey (Massachusetts) y Richard Blumenthal (Connecticut) presentaron el proyecto de ley The Alternatives to Detention Act of 2019 para pedir que el gobierno utilice programas alternativos de detención que incluyan supervisión y apoyo basados en la comunidad para solicitantes de asilo y menores inmigrantes y sus familias mientras esperan que se resuelvan sus casos de inmigración.

A mediados de este mes, Kevin McAleenan, secretario interino del Departamento de Seguridad Nacional (DHS) y ex comisionado de la Patrulla Fronteriza (CBP) cuya agencia ha sido cuestionada por muertes de cinco menores bajo su custodia, dijo a congresistas que a menos que aprueben más fondos para el DHS, será difícil que se prevengan más situaciones de riesgo.

Las condiciones de los centros donde el gobierno mantiene a los inmigrantes ha sido tema reciente en otras misivas y legislaciones en el Congreso.

En junio del año pasado algunos miembros de la delegación de Nevada en el Congreso viajaron a la frontera con México y visitaron albergues y centros de detención de inmigrantes.

Cuando se desempeñó como congresista, Rosen dijo durante una visita a un albergue temporal cerca de la ciudad de El Paso, Texas, que dicho alojamiento para jóvenes migrantes se sentía más como una base militar en un país extranjero que dentro de los Estados Unidos.

Cortez Masto, luego de hablar visitado el centro de detención de ICE en Port Isabel en Los Fresnos, Texas, señaló que la experiencia de hablar con madres inmigrantes separadas de sus hijos había sido “desgarradora”.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *